Traditional BarberShop

Karlos

Aquí os dejamos el reportaje a Karlos en la revista Actualidad de las empresas Españolas. Entrevista hecha por José Antonio Visus.

Una conocida directora de televisión me informó de que se había instalado en Zaragoza uno de los barberos y peluqueros más interesantes que había conocido. Estaba revolucionando la imagen de sus clientes. Podía encontrarlo en su establecimiento llamado «Traditional BarberShop» situado en el Paseo de Calanda de Zaragoza. Me acerqué allí y la experiencia no defrauda a nadie. Al entrar la música es diferente y muy especial. Y el trato sensacional. El sentido del humos de Karlos y su equipo consigue que olvidestus problemas. Sales con la imagen cambiada, pero sobre todo, has logrado vivir una experiencia muy especial. Las fotografías del reportaje te pueden dar sólo una ligera idea del genio que vas a conocer.

Entrevista Karlos Traditional BarberShop

¿Dónde naciste?¿Qué valores destacarías de tus padres?

Nací en Tarrassa el 14 de septiembre de 1975. Mi padre, Francisco Redondo, fue un hombre muy especial. Durante muchos años se dedicó a la noche y terminó convirtiéndose en empresario de la construcción. Destacaría de él su perseverancia, educación y respeto. De mi madre, Ana María Lázaro, destacaría su saber estar y su picardía.

¿Cómo eras de joven?¿Dónde estudiaste?

Bastante inquieto y con gran facilidad de aprendizaje. Inicié mis estudios en e colegio Presidente Salvans pero no me gustaba el colegio porque… yo lo que realmente quería era trabajar y ganarme la vida.

¿Dónde empiezas tu vida laboral?

A los 16 años empecé en el mundo de las construcción en los trabajos más básicos de la obra. Posteriormente me convertí en conductor de grúas y encofrador. Allí me encontraba a los 33 años cuando en el año 2008 llegó la crisis económica que destrozó totalmente el mundo de la construcción. Las máquinas se pararon y no se veía salida alguna. Tuve que, como muchos otros, empezar de cero.

¿Qué es lo que hiciste para reinventarte a los 32 años cambiando radicalmente tu vida hasta ese momento?

No había otra solución y lo primero que hice fue intentarlo en hostelería en Tenerife y en el mundo de las reformas en Nápoles (Italia). No encontraba lo que quería y seguí buscando. Tengo una facilidad innata para el aprendizaje y en el año 2013 me introduje en el mundo del tatuaje incorporándome a uno de los centros más reconocidos de España que está en Zaragoza y que se llama «Imperium Tattoo».

¿Y cúando te conviertes en uno de los barberos más reconocidos de España con sede en Zaragoza? ¿Dónde aprendiste la profesión que se ha convertido en tu pasión?

Damián Bracal era el barbero del barrio y de la familia durante toda la vida. En el año 2015 se prestó a enseñarme y, cuando yo llevaba un mes sólo, un día se levantó de su sillón y me dijo: «Karlos ya estas preparado y ya puedes hacer lo que quieras». Lo primero que hice fue buscar local y absorber «New Barbers». En tres meses el crecimiento fue tan rápido que nos trasladamos a nuestra ubicación actual en Paseo de Calanda.

¿Qué innovaciones has introducido en el mundo de la peluquería y la barbería?

He vuelto a la esencia del tradicional club de caballeros

Dicen de usted que no podría vivir sin la música y que es un magnífico DJ que actuará proximamente en Zaragoza...

Para mí la música es imprescindible pues me hace desconectar de todo. En mi local los clientes escuchan swing, rock and roll, flamenco, electrónica… Dentro de poco realizaré un proyecto consistente en un homenaje musical al barrio de las Delicias por lo bien que se me ha acogido durante estos cinco años.

¿Qué consejos daría a los jóvenes aragoneses que, en muchas ocasiones, no ven claro su futuro profesional?

Que busquen una pasión y encuentren en ella su profesión. Sin darse cuenta, habrán dejado de trabajar.